Sobre Nosotros

Mi padre pasaba algunas tardes en el ultramarinos del señor Manué. Allí bebía mosto nuevo y jugaba a los chinos con otros señores mayores del pueblo. Me gustaba acompañarlo y hacer de juez de chinos: apuntaba los puntos, contaba y me reía cuando hacían alguna trampilla.

No era solo una tienda, tampoco era un bar o una casa de comidas: era el ultramarinos. Un oasis en medio del devenir del pueblo, un punto estratégico en la mañana de compras o en la tarde de descanso.

¿Y por qué debía perderse el ultramarinos del señor Manué? ¿Por qué perder el probar antes de comprar? ¿Por qué ya no podía jugar a los chinos cuando me hiciese mayor?

Decidí construir una máquina del tiempo.

– ¿Una máquina del tiempo?

– Tú estás loco ¡Eso es imposible!

– Nada es imposible si lo deseas de verdad.

Y así construí ‘El Almacén de Indiano’, como mi máquina del tiempo. Allí dónde el devenir de la ciudad coge otro ritmo, dónde comprar como antaño, dónde la cesta de pleita aún porte los alimentos. Dónde gastronomía, tradición y el viajar se fundan en uno y los recuerdos afloren.

En El Almacén del Indiano conocemos el jamón y no nos conformamos con cualquiera. Queremos tradición, calidad, cariño y dedicación. Queremos lo mejor para vosotros.

  • Catas y degustaciones

    Pruebanos en compañía de tus amigos y llévate ese momento ideal contigo.

  • Tapeo

    Probar, beber, comer, sentir, eso nos define.

  • La tienda de siempre

    Esa tienda a la que te enviaba tu madre a por jamón, una cuña de queso curado o aceitunas.

Cercanía

Sentirse a gusto siempre es lo mejor

Ese tendero amable que te sirve un vinillo, jamóncito y queso, también charla contigo y hace amenos ese rato de descanso. Te atrae ese sabor que acabas de probar y puedes llevarte a casa.

Arriba